RIVAL BIEN CONOCIDO EN EL SEGUNDO DESPLAZAMIENTO

    El Zunder Palencia disputa este viernes (21,00) la cuarta jornada del campeonato en el Pabellón Pedro Ferrándiz, feudo del HLA Alicante. Un club al que pertenecieron tres de los integrantes del plantel palentino, el técnico Pedro Rivero (que allí colgó las zapatillas y comenzó su trayectoria profesional en el banquillo) y los jugadores Chumi Ortega (tres cursos) y Devin Schmidt (dos). Por otro lado, en el equipo alicantino militan dos exmorados, los interiores Sasa Borovnjak y Edu Gatell, ambos compañeros en el conjunto palentino en la campaña 2020-21.

    Dirigido por Rafa Monclova, el HLA Alicante ha logrado en el inicio de la temporada dos victorias, en sus dos últimos compromisos, ante Bueno Arenas Albacete como local (86-77) y Cáceres Patrimonio de la Humanidad (65-72). En la jornada inaugural había perdido en la pista del Grupo Alega Cantabria (76-70).

    Al margen de lo que se puedan conocer los protagonistas, sobre la cancha del feudo alicantino se juntarán muchos buenos jugadores, bien conocidos por los aficionados por sus bagajes en la LEB Oro. Así, el HLA cuenta en sus filas con los dos citados experimentados pívots (Borovnjak, internacional con Portugal, promedia 11,7 puntos), junto a otros que también han demostrado su valía. Es el caso de Sean McDonnell (12 puntos y 6,7 rebotes para el jugador más valorado del Alicante) y Arnau Parrado, además del polivalente alero Berg Pedersen.

    Mención especial para el único debutante en Oro, Delaney Blaylock (14,3 puntos y un acierto desde el triple por encima del 50%). Comparte galones exteriores con un Osvaldas Matulionis muy reconocido en la competición. Y, marcando el ritmo, el veloz Aegir Steinarsson y un Adrián Chapela que ronda las cuatro asistencias de promedio. Guillem Arcos puede complementarles en la dirección o acompañar a los dos bases como versátil escolta de potente físico.

    Un rival de entidad que le pondrá las cosas muy difíciles en su feudo al Zunder Palencia.

    DECLARACIONES.

    El entrenador local, Rafa Monclova, declaraba en la previa que espera “un partido muy duro. Es un rival creado para estar arriba y espero un partido físico y con ritmo”. Además, “vamos a tratar de hacer un partido incómodo para ellos y seguro que se vive un encuentro muy bonito en el que esperamos poder sumar la tercera victoria”.

    Y Pedro Rivero declaraba que “si nos metemos en su ritmo vamos a tener problemas”. En su opinión, “debemos llevarlo a nuestro terreno, a nuestras posesiones, a que el partido sea duro desde el momento uno”.