PRECEDENTES QUE INVITAN AL OPTIMISMO

    El choque que se disputa el sábado es todo un clásico en la categoría, con dos conjuntos con trayectorias similares en los últimos años desde que en la temporada 09/10 militan en la LEB Oro, a excepción del descenso de los gallegos dos años más tarde, que rápidamente retomarían la categoría al año siguiente, y con un ascenso ganado merecidamente por ambos en la pista y que no se pudo concretar en los despachos.

    Diez veces se han enfrentado los ahora denominados Ibereólica Renovables Ourense y Destino Palencia en el Paco Paz, dos victorias para los locales y las ocho últimas visitas que se saldan con victoria para el equipo colegial, que no conoce la derrota en tierras orensanas desde hace casi 10 años, el 6/12/10 en la decimoséptima jornada de aquella temporada. También los palentinos han sufrido dolorosas derrotas como aquella en la que un triple de Nestor Zamora sobre la bocina, aplazaba el ascenso del Faymasa Palencia (que se produciría una semana después) dejando a los más de 200 aficionados morados desplazados con la miel en los labios.

    El último precedente data de la temporada pasada, en la que los de Carles Marco conseguían la victoria con dos jugadores destacados como Kevin Larsen, con 23 puntos, y Paul Jorgensen que se disparaba hasta los 30 ítems de valoración, que junto con Óliver Arteaga (30 valoración en la temporada 09/10, la del debut morado en la LEB Oro) comparten la mejor marca en estos enfrentamientos, en cuanto a dichos apartados estadísticos se refiere.

    Como dato curioso a señalar, es que Nick Barbour que vistió ambas camisetas, también tiene el mejor registro con ambos equipos (en Palencia compartido con Mamadou Samb) en triples anotados en un partido entre gallegos y castellanos y leoneses, si en la temporada 12/13 el escolta sumaba 6 aciertos desde más allá de la línea del 6,75 para el Club Ourense Baloncesto, al año siguiente hacía lo propio para el por aquel entonces Quesos Cerrato Palencia con 4 triples.

    En cualquier caso, los números, números son y el de mañana será otro bonito duelo entre dos equipos que se conocen a la perfección y en el que unos querrán resarcirse de la derrota  del fin de semana pasada y los de Arturo Álvarez refrendar las buenas sensaciones cosechadas tras la victoria frente a Melilla Sport Capital.

    Deja una respuesta

    Debes estar conectado para publicar un comentario.