LA PREPARACIÓN FÍSICA EN UNA TEMPORADA ATÍPICA, CON FÉLIX DE FUENTES

    Esta está siendo, sin duda, la temporada más rara y complicada de todas las vividas en la LEB Oro, ya no sólo por el Destino Palencia, si no por todos los equipos de la competición. Partidos post puestos por el COVID, parones por Ventanas FIBA, jornadas de descanso… todo esto hace que la preparación física de los equipos haya tenido que cambiar y adaptarse a las nuevas circunstancias.

    Precisamente de esto, de la situación actual del equipo y del posible futuro, hablamos con nuestro preparador, Félix de Fuentes:

    ¿Cómo se afronta desde el terreno de la preparación física un parón como el de esta semana?

    Es un parón de una jornada, donde no vamos a disputar ningún partido como equipo, pero sí lo harán dos de nuestros jugadores, Sasa y Bryce y, además, el jueves se incorpora Cugini. Pero es que no solo podemos mirar esto a corto plazo, sino que después del partido contra Breogán el día 28 tendremos otro parón de una o dos jornadas para empezar la segunda fase.
    Centrándonos en lo que estamos viviendo ahora, durante esta primera semana realizaremos dobles para desarrollar trabajo físico y trabajo técnico-táctico. La segunda semana irá focalizada en preparar el partido del domingo contra Breogán donde ya recuperaremos a nuestros internacionales.

    En esta temporada atípica estamos viendo que hay más parones que de costumbre en la liga, ¿viene bien parar de vez en cuando o es peor parar el ritmo del equipo?

    Un parón siempre se agradece para que los jugadores puedan recuperarse de los golpes o
    posibles molestias que puedan ir arrastrando y dar un merecido descanso a los jugadores más
    veteranos. Esta liga es muy dura, cada partido es casi una final dado el formato en el que estamos jugando, donde hay que clasificarse entre los 5 primeros. Es bueno que ya lo hayamos logrado y podamos estar un poco más tranquilos.

    ¿Cómo ves al equipo, en qué momento se encuentra?

    El equipo se encuentra en un momento donde se ha cumplido el objetivo de clasificarse en el
    grupo de arriba, con lo cual la permanencia ya es segura, y ahora ya con esa presión fuera
    tenemos que disfrutar de esta segunda fase y luchar por clasificarnos entre los siete primeros,
    que va ser muy difícil, y así poder estar en los play-off.

    Está siendo una temporada muy diferente a las anteriores. ¿Cómo se prepara?

    Es una temporada atípica donde ya la pretemporada no fue normal. Los jugadores llegaron poco a poco y cada uno con una situación distinta debido a su lugar de procedencia. A todo esto le unimos que llevaban desde marzo sin poder entrenar ni competir, y ese parón de casi seis meses era algo que había que tener muy en cuenta a la hora de planificar la pretemporada con el resto del staff.
    El objetivo fue el de que los jugadores consiguieran un nivel físico optimo de manera progresiva y que ese nivel fuese similar en cada uno de los jugadores, sin descuidar, por supuesto, las posibles lesiones a nivel muscular, dado la peculiaridad de la misma y teniendo en cuenta que el año anterior solo se compitió 5-6 meses. Ahora estamos inmersos en una temporada que es muy exigente y en la que tenemos continuamente una pequeña incertidumbre. Siempre existe la posibilidad de aplazar un partido dos días antes de jugarse debido a algún positivo como ya nos pasó con Oviedo en la primera vuelta y con la noticia, la motivación de los jugadores ese día y el siguiente puede variar ya que el partido es donde los jugadores disfrutan compitiendo y siempre tienen ganas de ganar.

    Hablando de esa posibilidad de que se aplace algún partido por COVID y el equipo deba hacer cuarentena, ¿tenéis previsto cómo organizar la preparación en ese caso?

    Sí, desde el primer día se barajó esa posibilidad y desarrollmos un protocolo para saber qué hacer en caso de confinamiento. Aunque, la verdad, espero no tener que usarlo en ningún momento.

    Deja una respuesta

    Debes estar conectado para publicar un comentario.