EL ZUNDER PALENCIA VISITA EL WIZINK CENTER

    El Zunder Palencia visita este domingo, 8 de mayo, a las 12:30h, la cancha del Movistar Estudiantes, uno de los aspirantes a lograr el ascenso directo a la ACB.

    Tras volver a la senda de la victoria en un buen partido ante el Melilla Sport Capital, el Zunder Palencia afronta la recta final de la temporada con el objetivo puesto en lograr mantener el factor cancha de cara a los play-offs. Para ello, los morados quieren conseguir las máximas victorias posibles en los tres encuentros que quedan.

    «El equipo llega a este partido después de haber tenido una semana larga para preparar, descansar, y con buenas sensaciones. Poco a poco vamos preparando lo que viene porque, al final, Estudiantes es un equipo muy complicado y no vale solo con hacer alguna cosa bien» afirmaba Pedro Rivero, técnico del Zunder Palencia, «es una de las salidas más difíciles y tenemos que hacer muchas cosas bien para tener opciones. Ellos por posiciones son la mejor plantilla, o la segunda mejor».

    EL RIVAL

    El Movistar Estudiantes es el segundo clasificado, con 24 victorias y 7 derrotas. Tras la victoria e ayer del Coviran Granada, los madrileños necesitan vencer para no descolgarse de la parte alta de la tabla y seguir teniendo opciones de lograr el ascenso directo.

    «En estos últimos partidos, desde el cambio de entrenador, corren más, llevan más de 20 puntos en contraataque por partido. Con Epi han cogido más protagonismo algunos jugadores como Kevin Larsen o Johnny Dee, pero si solo nos centramos en eso, vamos a tener muchos problemas»  avisaba Rivero, «es un partido muy importante para ellos, tanto si gana como si pierde Granada. Nos jugamos ambos mucho en este partido, ellos el ascenso directo y nosotros el factor cancha, que es importante».

    LA CLAVE

    «Tenemos que ser responsables individualmente con el balón. Hay gente que, por su peso en el equipo y por la toma de decisiones, puede perder algún balón. Pero hay otros jugadores que deben aprender qué balones no perder, sobre todo, para no comprometernos en algunos momentos del partido» comentaba el técnico morado, «muy importante también el apoyo de la afición. Nos sentimos bien cuando la gente viene a vernos porque te dan ese puno extra que al jugado, a veces, le hace falta. ¿Van a venir 150? Estupendo, ojalá pudieran venir 300″.