EL RIVAL Y SUS PROPIOS NERVIOS SUPERAN A LAS PALENTINAS EN EL INICIO DE LA FINAL A 4

FINAL A 4 INFANTIL FEMENINO AUTONÓMICO

49, CD MARISTAS: Sara Valderrábano (6), Adela Pomar (1), Marta Ruiz (5,1t), Jimena Díez (13, 2t), Lucía Lucas (11) – cinco inicial – Marina Fuentes (0), Sara Sendino (0), Sara Mazas (2), Renée Gallego (0), Natalia Alonso (6), Cynthia Guarde (0), Claudia Herrero (5).

71, PONCE VALLADOLID: Silvia Niño (5,1t), Paula Lázaro (3), Sofía Alonso (19), Alejandra Fernández (13, 2t), Paula Hoyuelos (3) – cinco inicial – Nerea Gutiérrez (12), Inés Hernando (-), Alejandra Rodríguez (6), Aitana Nuevo (14), Paula Martín (6), Adriana Alonso (0), Julia Fontanillo (2).

Parciales: Primer período 9-12; Segundo período 13-20 (22-32); Tercer período 18-15 (40-47); Cuarto período 9-24 (49-71).
Árbitros: Sres. Martín y Rodríguez. Sin eliminadas.
Incidencias:  Primera Jornada de la Final a 4 en categoría infantil femenina.
02/06/2018 – 20:30 h. – Pabellón Maristas (Palencia).

Crónica:

No siempre jugar como local es positivo y más si cabe si hablamos de jugadoras tan jóvenes, el ambiente, con un pabellón prácticamente lleno y lo que hay en juego este fin de semana, todos estos factores se volvieron en contra de un equipo, el palentino, menos acostumbrado que su rival a este tipo de encuentros, y al que los nervios atenazaron en muchas fases del partido lo que impidió mostrar, salvo a cuentagotas, el juego alegre que han venido mostrando a lo largo de la temporada, sin olvidar que delante había un gran equipo que antes de la cita partía como el favorito a proclamarse Campeón de Castilla y León el próximo domingo.

Arrancaba el partido con imprecisiones por ambos bandos pero sin un dominador claro, a las palentinas las costaba cerrar el rebote lo que concedía segundas opciones a un rival que tampoco se acababa de encontrar inspirado de cara al aro rival, provocando un tanteador bajo y escasas distancias en el electrónico, llegándose al final del primer período con un pírrico 9—12 a favor de las vallisoletanas.

El dominio visitante se plasmaba poco a poco según pasaban los minutos, llegándose a una renta de 11 puntos en el ecuador del segundo período. Las pérdidas de balón y la insultante superioridad en el rebote de Ponce Valladolid, que capturaba hasta 18 rebotes ofensivos en esta primera mitad de choque, eran una losa para un conjunto morado todo corazón. 22-32 reflejaba el electrónico en el intermedio.

Tras pasar por los vestuarios, las colegiales mejoraron ostensiblemente, metieron una marcha más al encuentro con rápidos contraataques, cerraron mejor su rebote, propiciando que la distancia se redujera hasta los 4 puntos, pero siempre un pequeño detalle impedía dar la vuelta al tanteador, una pérdida de balón o como por ejemplo un 2+1 con el que se cerraba el tercer cuarto y que dejaba el marcador en 40-47, dejaban tras de sí la difícil tarea de buscar la remontada en los últimos diez minutos.

Con el inicio del último período llegaba la lesión de una de las jugadoras con más peso en el cuadro morado, lo que supuso un mazazo definitivo para las jóvenes palentinas. Las pérdidas de balón seguían sumándose al casillero de las chicas de Iñaki y Quique, que veían como Ponce Valladolid anotaba varias canastas con facilidad tras la presión que ejercían y que se atragantaba a las colegiales, tan sólo el pundonor de las jugadoras del CD Maristas redujo la diferencia al 49-71 final.

En el choque que abría la Final a 4, Jesuitas BF León se imponía al conjunto burgalés del Previaula Babieca por 54-41. Precisamente serán las leonesas el siguiente rival de las moradas este sábado a partir de las 20h. en el Pabellón Maristas.

Galería de Imágenes

Deja una respuesta

Debes estar conectado para publicar un comentario.