EL EASYCHARGER PALENCIA CAE POR LA MÍNIMA EN VALLADOLID

    Partidazo el vivido en Valladolid en la tarde de hoy en la que el UEMC Real Valladolid se ha proclamado campeón de la Copa CyL por tan solo un punto (63-62) en un encuentro en el que ambas aficiones han vibrado y han vuelto a disfrutar del baloncesto junto a sus equipos.

    Un derbi siempre es más que un amistoso. Comenzó el partido con mucho ritmo por parte de los dos equipos. Posesiones cortas y tiros a canasta demostraban que ambos conjuntos llegaban con hambre y ganas de llevarse el partido pero el EasyCharger Palencia estaba más acertado y se llevó el primer parcial 18-23.

    En los siguientes 10 minutos todo dio la vuelta y fue el conjunto vallisoletano el que se encontraba más acertado y, pese a los arreones visitantes, se fue al descanso por delante en el marcador (33-32).

    Tras el paso por vestuarios continuó el dominio local. Los vallisoletanos lograron un parcial 8-0 que hizo solicitar tiempo muerto a Pedro Rivero. Un triple de Noah Allen, cuando la diferencia estaba en 10 puntos, devolvió la confianza al EasyCharger Palencia que comenzó a recortar distancias hasta situarse a 6 puntos al final del 3er acto (54-48).

    Último cuarto y todo por decidir. En los primeros compases volvimos a ver al EasyCharger del principio. Intensos en defensa y con buenos ataques, los morados dieron la vuelta al marcador con un estelar Ali que logró anotar 23 puntos. Algunos fallos de los morados en los últimos minutos y el empujón del público local hicieron que el encuentro se decantase finalmente del lado pucelano. La Copa CyL se queda esta temporada en Valladolid.

    El EasyCharger Palencia descansará mañana para volver el martes a los entrenamientos y preparar ya el primer encuentro liguero que jugará el próximo sábado, 9 de octubre, en El Prat.

    GALERíA DE IMÁGENES (Víctor Quintana)