EL CHOCOLATES TRAPA PALENCIA ELIGE SUS DORSALES

La temporada está cada vez más cerca. Con los jugadores ya presentados, el equipo comienza a trabajar en los pequeños detalles para que todo esté preparado a tiempo. Las fichas, el calendario, los entrenamientos… y, ¡los dorsales!

Los jugadores del Chocolates Trapa Palencia ya han elegido sus dorsales para esta nueva temporada y hemos querido saber por qué han elegido esos números.

Jordi Grimau inaugura una temporada más la lista, pero esta vez no lo hace con el 00 que lució la campaña pasada, sino con el 4. “El 4 es un número que me gusta, realmente es el número de mi familia, lo he llevado durante muchos años en mi carrera y ahora que voy haciéndome mayor me gustaría cerrar el ciclo jugando con el mismo número con el que empecé” nos cuenta un nostálgico Grimau, que volverá a vestir la camiseta del Chocolates Trapa Palencia una temporada más.

El número 5 lo ha elegido uno de los nuevos fichajes, concretamente Moussa Kone. “Elegí el 5 por varias razones, pero la principal es porque era el número que vestía Kevin Garnett en los Celtics” confiesa Kone, “la forma en la que ayudaba a su equipo dentro y fuera de la cancha es una cosa que he admirado siempre y creo que llevar su número me ayuda a poder intentar ser un poco como él”.

Otra de las incorporaciones de esta temporada, Jorge Sanz, se hizo con el dorsal número 6. “En cuanto me dieron a elegir no lo dudé un momento. El 6 es el número con el que debuté con el Real Madrid en Liga y en Euroliga, no me puede traer mejores recuerdos” afirma un sonriente Sanz.

Tras ellos hay un salto hasta el número 9, que es el elegido por el otro base del equipo, Aitor Zubizarreta. En su caso, Zubizarreta nos confiesa que es una tradición familiar, “mi padre cuando jugaba llevaba el 9, mi hermano cuando estuvo en Leb Plata también llevó el 9 y mi hermana también lo ha usado, así que siempre que ha estado libre he intentado hacerme con ese dorsal”.

Llegamos al número 10 y como no podía ser de otra manera, pertenece al capitán Urko Otegui, quien lleva siete campañas paseando este dorsal por las canchas españolas. “Es un número que he llevado siempre en mi carrera cuando he podido y no estaba ocupado. Siempre me ha gustado porque los grandes jugadores lo utilizaban y a mi me ha dado siempre buena suerte” cuenta Otegui, quien también confiesa que ayudó a su elección que Messi, al que considera su ídolo, lo vista también.

CB Prat - Chocolates Trapa Palencia (Fotos- Carla Sam)El heredero del 11 que la pasada campaña vistió un jugador muy querido por la afición como es Quique Garrido, será Rokas Gustys. El pívot se lo piensa un rato antes de contestar al porqué eligió este número, “no lo tengo muy claro, creo que me gustan los números dobles, nací un 22 y creo que eso me ha marcado” confiesa entre risas el lituano. “También es verdad que dos grandes jugadores de Lituania como son Sabonis y Kleiza utilizaban el 11, así que pensándolo bien eso también me puede haber influido” concluye Gustys.

Es el turno de otro jugador querido por la afición palentina, Nikola Cvetinovic, que continuará con el número 13 otra temporada, demostrando que no hay superstición que se le ponga por delante. “Yo no creo que el 13 sea un número que de mala suerte, a mi me ha ido bien, siempre me ha gustado porque Milos Vujanic, que nació en mi ciudad también lo usaba, así que decidí seguir sus pasos”.

Ahora tendremos que dar un gran salto, concretamente hasta el número 24, que será el elegido por Calvin Hermanson para su primera temporada en tierras españolas. “¿Por qué el 24? La verdad es que no es nada especial. En el instituto y en la universidad utilizaba ese número y me fue bien, así que simplemente he decidido no cambiar” confiesa Hermanson, quien nos cuenta que fue algo casual. “Ni siquiera la primera vez que jugué con este número lo elegí yo, los números eran organizados en función de la talla que usaras” recuerda el norteamericano.

Algo parecido nos cuenta Steve Vasturia, quien llevará el número 32 en su camiseta del Chocolates Trapa Palencia. “He elegido el número 32 porque es el que vestía en el instituto y después pude seguir con él en la universidad. Cuando supe que estaba libre, no dudé en hacerme con él”.

Para terminar, Carlos Toledo, otra de las renovaciones del equipo para esta temporada, continuará con su dorsal de la suerte, el 37. “Es muy sencillo, el 3 es por el número de hermanos que tengo y el 7 porque es el día en que nació mi padre. Y, por si fuera poco, llevar en la camiseta “Toledo” también es por él” nos cuenta orgulloso el murciano.

Con los dorsales ya dispuestos y las pilas cargadas, los jugadores ya cuentan los días para comenzar los entrenamientos y volver a sentir la magia del baloncesto una temporada más.

Deja una respuesta

Debes estar conectado para publicar un comentario.