“EL BALONCESTO AYUDA A NUESTROS JUGADORES EN ESTA SITUACIÓN EXTRAÑA”

    En estos últimos días hemos charlado con 5 personas que no ocupan portadas ni salen en prensa, pero para nosotros como el resto de sus compañeros hacen una labor esencial trabajando día a día con  varios de los equipos que forman la extensa cantera del CD Maristas. Ellos son Sheila, Álvaro, Diego, Ero y Alexia, los tres primeros dieron sus primeros pasos en nuestro club como jugadores, los patios de Santo Domingo, Santa Rita y Maristas vieron sus primeras canastas, Ero llegó desde Galicia la pasada temporada, mientras que la canaria Alexia lleva ya varias campañas con nosotros. Estos cinco jóvenes nos cuentan como están viviendo estos últimos meses con el COVID presente en nuestras vidas y en los entrenamientos, como motivan a los chicos en el día a día o cómo ven el futuro más cercano.

    Nuestros entrenadores coinciden y como no puede ser de otra manera que está siendo un año raro aunque lo están llevando “Bastante bien la verdad, todos los días hay que intentar llevarlo de la mejor manera posible y no dejarse vencer por el desánimo. Creo que lo más difícil fue el comienzo de esta normalidad actual, tanta nueva medida cada tan poco tiempo…  y por supuesto, tener que iniciar este nuevo curso y temporada de esta manera, pero tras las primeras semanas te acabas adaptando” nos dice Ero, mientras Alexia va un poco más allá y aún “sabiendo que la situación que hay ahora mismo es complicada, y la incertidumbre de si podremos volver a las canchas o no, está cada día. Creo que el deporte no se debería restringir porque habiendo una serie de protocolos se podría practicar y en mi opinión es muy necesario el deporte y más para niños pequeños y adolescentes”.

    En estos últimos meses muchas situaciones han cambiado entre ellos hemos pasado de las canchas a los entrenamientos online y nuestros chicos y chicas además de ser entrenadores han pasado a hacer un poco de psicólogos y de confesores como nos cuenta Sheila “En cuarentena yo que llevaba un grupo de niñas, era un momento en el que todas las niñas que encima van a la misma clase, se vieran todas juntas, practicando el deporte que las gusta, yo las dejaba un rato 5 minutos o así para que me contaran como se sentían, que tal llevaban las clases online, si las mandaban muchos deberes, que solían hacer en sus ratos libres y a parte cogíamos un balón pequeño y hacíamos algún ejercicios de pasarnos el balón por la espalda por las piernas, hacíamos un poco de técnica de tiro y creo que además los padres también lo agradecen. Al final las hice un vídeo todas juntas con imágenes y tirando la equipación, algo que se puso un poco de moda jejeje.”

    En lo que no se ponen de acuerdo es sobre si este año se volverá a competir, Diego es a la par pesimista y crítico con el inicio de algunas competiciones dado la situación actual que vivimos “Creo que en las categorías de baloncesto base no se va a competir este año. Viendo la situación actual, no entiendo como categorías como la Primera nacional o la Liga Eba se siguen disputando. Ojalá me confunda, pero puede que no sea el mejor momento”. Los dos más jóvenes, Álvaro y Sheila coinciden en el futuro de dos tipos de competiciones, la autonómica y los escolares “Estamos en una situación complicada para empezar, pero nosotros tenemos todas las esperanzas para empezar a competir en enero, con todas las medidas de seguridad pertinentes ya que la Federación de Castilla y León ha puesto fecha de inicio a la competición autonómica, en cambio en la Liga Provincial Escolar lo veo más difícil para poder empezar”. Ero nos intenta dar otra visión, la de su tierra natal “En Galicia se ha implantado la mascarilla, entrenan con contacto y acaban de finalizar las fases de ascenso. Próximamente, inician sus ligas autonómicas. Espero que les vaya bien y que sirva para que otras comunidades autónomas, cuando consideren que el escenario es el adecuado, den el paso, y siempre y cuando implanten las medidas necesarias para no poner en riesgo a los niños y niñas. Volver a jugar como lo hacíamos en febrero me parece una locura”.

    Uno de los debates que ha habido en el mundo de baloncesto en los últimos meses y viendo la evolución de la pandemia que podría suponer la pérdida de un año a nivel competitivo, es la importancia de la competición o de si el hecho de entrenar ya es suficiente para la mejora de los jugadores, aunque entre nuestros cinco entrenadores se acaba pronto esta duda como nos cuenta Sheila “que competir es muy importante, con los entrenos los niños está claro que progresan pero compitiendo casi todos los fines de semana también les hace crecer, ahí es el momento de saber lo que es una derrota o una victoria, compitiendo se aprenden un montón de valores, como respetar a los rivales, saber jugar en equipo, aprender a animar a tus compañeros, respetar al árbitro…”, de una opinión parecida es su compañera Alexia que además añade que “A medida que avanza la temporada se dan cuenta en esos partidos de los sábados, que lo que han hecho durante la semana les ha servido para hacerlo mejor. Y no hace falta nombrar que el interactuar con otros niños de diversos colegios, a los niños les viene genial, se forman amistades y se aprende un montón”.

    Y si en algo piensa un entrenador, es en sus chicos y chicas, ya que son muchas las horas que a lo largo del año pasan juntos, por lo que como bien dice Diego el baloncesto puede ayudar a los jugadores en esta situación extraña “el baloncesto y cualquier actividad que ayude a normalizar esta situación. Son momentos raros y difíciles, sacar un rato para conectarse con sus compañeros y “entrenar” seguro de que les viene muy bien”. De la misma corriente es Álvaro, “yo creo que sí que ayuda ya que llevamos muchos meses sin poder jugar por la pandemia y ellos echan de menos tener un balón entre las manos, a los compañeros y estar en dinámica de entreno, según como están las cosas se pueden distraer de las cosas externas que están pasando”.

    Pero toda situación complicada tiene su lado positivo y su lado de aprendizaje, como nuestros entrenadores, a Sheila que compatibiliza su labor de entrenadora con la de jugadora en el CB Villamuriel “También me ayuda, como he dicho antes a no pensar en nada, más que en realizar los ejercicios, pensar en las cosas buenas y en las malas que realizan los niños, centrarme en sus errores, y que los niños se diviertan y se lo pasen bien”. Y por último Ero al que el baloncesto “Desde hace años es una parte de mí, disfruto mucho entrenando, no me quiero imaginar un año sin poder dirigir y aunque sea de esta manera (incluso con el pabellón cerrado), es mejor que nada.  Pero pienso que sí, que a nosotros los entrenadores también nos ayuda, sobre todo a apartar la cabeza de lo que estamos viviendo y a poder seguir en contacto con el baloncesto, con nuestra faceta y con los jugadores, considero que es muy positivo, tanto para ellos, como para nosotros”.

    Queremos agradecer una vez más a Ero, Alexia, Diego, Álvaro y Sheila por el tiempo compartido e invertido en esta entrevista y por su gran labor dentro de la cantera colegial.

    Deja una respuesta

    Debes estar conectado para publicar un comentario.