ADARSA MARISTAS «A» 65-70 CD SAN ISIDRO «A» (CAD FEM AUT)

    CADETE FEMENINO AUTONÓMICO

    65, ADARSA MARISTAS: Tank (10), Jelen (4), Mery (6), Arribas (3) y Carla (21) – cinco inicial – Pou (2), Fati (3), Sara (0), Claudia (10), Guio (0) y Angy (0).

    70, CD SAN ISIDRO «A» (VALLADOLID): Mirian (8), Davinia (7), Sara (12), María (4) y Andrea (0) – cinco inicial – Aurora (-), Alejandra (8), Daniela (23), Rocío (5), Patricia (0), Claudia (3) y Ariadna (0).

    Parciales: Primer período 19-17; Segundo período 15-27 (34-44); Tercer período 14-16 (48-60); Cuarto período 17-10 (65-70).
    Árbitros: Sres. Alconero y Gutiérrez, del colegio palentino.
    Incidencias: 4ª Jornada – 1ª División – 1ª Fase – L. Regular.
    05/11/2022 – 10:30 h. – Pabellón Maristas (Palencia).
    Crónica:

    En esta cuarta jornada las colegiales recibían de nuevo a uno de los equipos más fuertes de la competición, el CD San Isidro de Valladolid, que hasta el momento se encuentran líderes en la clasificación.

    Comenzó el partido muy enérgico, con ambos equipos intentando buscar errores del contario a través de defensas intensas y rápidas salidas de contraataque, sobre todo por parte del equipo rival. Se reflejaba un primer cuarto muy competido por ambos equipos en el que ningún conseguía distanciarse por más de dos puntos (19-17).

    En el segundo cuarto el equipo pucelano casi conseguía doblar la renta del período a un Maristas espeso y cansado en defensa que no conseguía frenar los rápidos contrataques y el acierto desde la línea de tres puntos (15-27), 34-44 al ecuador del partido.

    A la vuelta del descanso, parecía que las locales volvían a reaccionar, pero tres buenos minutos de las visitantes distanciaba al equipo colegial de conseguir su primera victoria (40-57), pero las locales no se quedarían de brazos cruzados, una buen parcial (8-3) antes de finalizar el cuarto les volvía a dar esperanzas (48-60).

    En el último cuarto las colegiales salieron con uñas y dientes a intentar arrebatarle la cuarta victoria a las visitantes y, sobre todo, demostrar que pueden ser un equipo muy duro para sus rivales. A la mitad del período conseguían ponerse a cinco puntos, pero el escaso acierto y una reacción un poco tardía no dejaría cruzar esa brecha final, 65-70.